Asamblea extraordinaria de la toma de protesta del nuevo Presidente del Consejo Directivo del IAP Tabasco

El gobernador Arturo Núñez Jiménez tomó protesta a Juan Antonio Filigrana Castro, como nuevo presidente del Instituto de Administración Pública (IAP) de Tabasco A. C., a quien exhortó a continuar trabajando para profesionalizar a los servidores públicos, en beneficio de la sociedad tabasqueña.

Acompañado del presidente del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP), Carlos Reta Martínez, y la presidenta del Consejo Ciudadano Consultivo del Sistema DIF, Martha Lilia López de Núñez, resaltó la necesidad de seguir formando al capital humano para fortalecer las capacidades del gobierno.

El mandatario, también presidente honorario del Consejo Directivo del IAP, deseó a Filigrana Castro éxitos en su encomienda, para concretar el cumplimiento de las nuevas normatividades relacionadas con la administración pública.

En presencia de integrantes del Consejo Directivo del IAP, Filigrana Castro – quien ha ocupado diversos cargos en la administración pública federal y estatal-, informó que como parte de su plan de trabajo se establecerán relaciones con universidades del país y el extranjero, fundaciones, y embajadas.

Así también, se crearán nuevos programas de posgrado y de especialidades; se ofrecerán cursos de capacitación y talleres al personal técnico y altos mandos de los Ayuntamientos, con el objetivo de que conozcan los canales para gestionar más apoyos ante instancias federales, entre otras líneas de acción.

En su intervención, el presidente del INAP, Carlos Reta, reconoció el empeño del gobernador Arturo Núñez para lograr un mejor desarrollo de la administración pública, y elevar el nivel educativo de los servidores, ante los cambios políticos, económicos, sociales y tecnológicos.

Añadió que uno de los retos actuales del Estado mexicano es la construcción de un gobierno abierto, el cual conlleva no solo a hacer más eficaz y eficiente la administración pública, sino la promoción de la participación ciudadana; así como de la transparencia y rendición de cuentas, para lo cual el desarrollo de las capacidades de los servidores públicos es fundamental.